Disfraz Baci 1221 Os

$ 249.00

SKU: 4890808122280 Categoría:

Descripción

Lencería erótica y muy sexy para mujer

Algunas personas tienden a elegir trajes especiales para atraer a sus amantes atención. Como resultado, muchos tipos de lencería para adultos, como el traje de enfermera sexy, el traje de sirvienta francesa sexy e incluso los trajes de policía se están volviendo populares.

 

Las ventajas del uso de la lencería en el sexo

De hecho, hay muchas ventajas de usar ropa interior sexy. Si puede intentarlo, encontrará que las cosas se pueden cambiar mucho. Por ejemplo, si usted y su hombre se han casado durante bastante tiempo y ambos sienten que la vida es aburrida, pueden atacar a su hombre con vestidos sexys. Solo usa un vestido sexy, puedes hacer que las cosas mejoren

Los hombres son animales visuales y tienen gustos agudos en las apariencias. Casi ningún hombre puede negarse a ver a su esposa o novia vistiendo ropa interior sexy para mostrar las hermosas figuras del cuerpo. Durante bastante tiempo, la lencería sexy ha cumplido las fantasías de hombres y mujeres. Por supuesto, solo la ropa interior sexy diseñada especialmente, como sostenes transparentes, bragas, tangas, etc. tiene tales funciones.

 

Tipos de lencería

Llego el momento de la intimidad y es hora de que saques tus mejores armas de seducción. Uno de los principales recursos a los que puedes acudir en esta instancia tan especial es a la lencería. Donde se abre un abanico de posibilidades: desde las apuestas más arriesgadas y sugestivas, los recursos más clásicos o hasta las prendas que no muestran demasiado y dejan todo a la imaginación.

En ese momento se pueden revelar tus estados de ánimo, fantasías, preferencias sexuales y hasta podrá evidenciar un tipo de personalidad hasta entonces ignorado por ti y tu pareja.

 

¿Qué tipo de lencería prefieres?

Seductora

Es la mujer a la que le gusta estar a cargo de la situación. Le gustan los juegos previos, le gusta crear misterio y, una vez avanzado el momento, no siente vergüenza de decir lo que quiere. Le apasionan las prendas de lencería atrevidas y muy ajustadas al cuerpo. Puede usar un corset con portaligas y hasta a un corpiño con transparencias. Sabe aprovechar a la perfección cada característica de excitación de la ropa interior y siente mucha seguridad respecto de su cuerpo. La elección de la ropa íntima suele ocupar gran parte de la preparación de su cita.

 

Dulce y sensual

Representa a aquella mujer convencida de que la vestimenta con clase y lo provocativo pueden ir de la mano. Tiene una capacidad enorme para encontrar el equilibrio entre su pasión por la lencería y el amor por su cuerpo. Es dulce pero no empalagosa, sexy y muy femenina. Logra ser tan salvaje que representa a la mujer que nunca se conforma y siempre quiere algo nuevo para destacarse. Se preocupa por lograr el efecto deseado en su pareja, pero también por saber mantener su estilo. Una combinación de corpiño clásico junto a un portaliga y medias puede ser el ejemplo ideal.

 

Fetichista

Suele gustarle la representación de personajes y aplicar en los momentos íntimos comportamientos totalmente diferentes a los de su vida habitual. Podrá sonar raro, pero muchas de las mujeres que apelan a ese tipo de lencería son ejecutivas de perfil bajo y que rara vez suelen sacar a flote su perfil sexual en el día a día. En la fase íntima, les gusta todo lo que se mueva alrededor del control: tanto para tenerlo como para “padecer” el control ajeno. No tiene problemas en explorar terrenos de la intimidad poco comunes y su atuendo crea un halo de suspenso y deseo. El color negro de la lencería es el común de ese tipo de mujeres, mientras que, por lo general, se apunta a cubrir una mayor parte del cuerpo que con otros modelos de ropa interior. Para esa clase de mujeres, el diálogo en el juego íntimo es tan importante como la imagen.

 

La “bomba” sexy

Se trata de un grupo selecto de mujeres, las cuales cuentan con una ventaja adicional: tienen un cuerpo voluptuoso y que encaja a la perfección con un tipo de lencería muy ajustada. Se trata de mujeres explosivas, que aman llamar la atención de los otros sin siquiera tener que decir una palabra y saben cómo explotar su autoridad natural, tanto en el terreno íntimo como en el social. Son sexyes, seductoras y agraciadas. Como es de esperar, siempre optan por prendas que exalten la voluptuosidad de sus curvas. Ni siquiera necesitan recurrir a transparencias o a prendas ultra finas. Suelen dejar que la lencería pase a un segundo plano y le dejen el protagonismo al cuerpo.